Se Rebela Europa Contra Recortes

Espagna Plaza Colon

Madrid— Trabajadores de la Unión Europea se unieron ayer en una protesta global contra el desempleo y las políticas de recortes en una jornada de manifestaciones y huelgas que barrieron el continente y concluyeron con violentos enfrentamientos en España.

En total, trabajadores de 23 países europeos, en particular en España, Portugal e Italia, participaron en esta jornada de acción. Marchas más multitudinarias se realizaron en el sur de Europa, mientras que los países del norte como Dinamarca y Alemania, cuya situación económica es mucho más holgada, apenas registraron mínimas concentraciones, aunque sí las hubo.

España se convirtió en protagonista con la convocatoria de la segunda huelga general contra el gobierno conservador en menos de un año.

Desde la última huelga general del 29 de marzo, las manifestaciones se suceden contra las políticas de austeridad del gobierno, que prevé ahorrar 150 mil millones de euros hasta 2014 y que afectan duramente a los más vulnerables.

En ese país habrían participado el 76 por ciento de los empleados y las protestas terminaron en enfrentamientos.

En Madrid, y tras la gran manifestación que cerraba el paro, grupos antisistema chocaron violentamente con la P0olicía cuando intentaban derribar las vallas de acceso al Congreso de los Diputados.

También hubo incidentes en Barcelona, con enfrentamientos entre algunos manifestantes y agentes antidisturbios, que dispararon balas de goma para dispersar la protesta.

La jornada se saldó con más de 120 detenidos en todo el país, 40 de ellos en Madrid, y unos 80 heridos leves.

La imagen de los enfrentamientos, con varios contenedores ardiendo, calles cortadas y abundante destrozo de mobiliario urbano, empañó una huelga que discurrió con normalidad y que al igual que en el paro del 29 de marzo tuvo un seguimiento muy desigual.

Madrid- Sectores industriales como plantas automovilísticas amanecieron paralizados, mientras que la incidencia en el transporte fue alta en ciudades como Madrid o Barcelona y baja en otras capitales. La huelga fue casi imperceptible en servicios y comercios, que optaron mayoritariamente por abrir sus puertas.

Pero en el sector aéreo español se informó de la cancelación de al menos 200 vuelos.

Los sindicatos convocantes de izquierda cifraron en 76% el seguimiento medio de los trabajadores, mientras que el gobierno consideró escaso su impacto. El termómetro más objetivo que suele usarse en estos casos indicó un descenso de 12% en el consumo eléctrico con respecto al gasto de una jornada laborable normal, según Red Eléctrica Española.

“No hay más remedio que insistir”, dijo Francisco Blanco, un jubilado de 67 años, sobre los escasos resultados que están teniendo los paros. “Las huelgas no surten efecto, porque falta mucha gente en la calle. Falta esa clase media a la que también afectan los recortes, les sube el metro, la luz, el gas y los medicamentos”, se quejó.

España soporta un desempleo de 25% y los sindicatos insisten en que el gobierno debería convocar un referéndum sobre las políticas de recortes, que han incluido drásticos tijeretazos al gasto público en áreas como sanidad y educación y fuertes subidas de impuestos.

“Por supuesto que es una huelga política contra las políticas suicidas y antisociales del gobierno”, admitió Ignacio Fernández Toxo, secretario general de Comisiones Obreras.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, consideró que la huelga “no es el camino para reducir la incertidumbre que nos afecta”.

“Estamos en una crisis larga, que ha generado sacrificios e incertidumbres a la sociedad española. Sin embargo, el gobierno está convencido de que el camino iniciado es la única salida posible para salir de la crisis, dejar atrás el desempleo y garantizar el futuro del estado de bienestar”, afirmó De Guindos en el Parlamento.

Los trabajadores de Portugal, Italia, Bélgica y Grecia acompañaron a los españoles en la jornada de protesta con marchas y paros parciales en algunos sectores.

La crisis de deuda soberana que afecta a los 17 países que comparten al euro desde hace tres años ha provocado una ola de recortes y subas de impuestos que han golpeado el estado de bienestar europeo.

La tasa de desempleo de la eurozona es de 11.6%, llegando a casos extremos de 25% en España y Grecia.

“Hay una emergencia en los países del sur”, advirtió Bernadette Segol, secretaria general de la Confederación Europea de Sindicatos. “Todo el mundo reconoce que las políticas de austeridad son injustas y no han dado resultado”, añadió.

También hubo concentraciones, aunque menores, en países del norte como Alemania, que hasta el momento han capeado la crisis con solvencia y siguen creciendo económicamente.

“De momento sólo hay unas manifestaciones simbólicas en Alemania, porque aquí logramos sortear la crisis”, dijo Michael Sommer, responsable de la mayor federación sindical del país.

En Francia, miles de personas salieron ayer a las calles en la jornada de movilización europea para protestar contra las políticas de austeridad al tacharlas de “peligrosas”.

Varios miles de personas -2 mil 300 según la policía, 20 mil según los organizadores- desfilaron en Marsella, mientras que en Niza se congregaron entre 350 y 700. En Lille (norte), entre 1,600 y 2,500 personas salieron a la calle y unas 1,800 en Lyon (este).

Portugal también vivió ayer a medias con trenes y metros parados y numerosos aviones en tierra, en una movilización convocada por la CGTP para protestar contra las medidas de austeridad del gobierno de centro-derecha.

En Italia, la principal confederación sindical, la CGIL, llamó a una huelga de cuatro horas con manifestaciones en Roma y en Turín, entre otras ciudades.

En esa ciudad del norte del país se produjeron los enfrentamientos más serios cuando unos manifestantes pertenecientes al sindicato autónomo, de extrema izquierda, golpearon a un policía que perdió su casco y al que rompieron un brazo. (AP/AFP)

Associated Press/AFP | 2012 Noviembre 14 |


--------------

Histórica huelga en Europa contra medidas de austeridad
Crisis. Gobiernos contestan que no hay alternativa a los recortes

Espagna Plaza Colon
Protesta. La plaza de Colón, en Madrid, lugar donde concluyó la multitudinaria manifestación en rechazo a los recortes del Gobierno.

Las protestas sociales contra las políticas de austeridad alcanzaron ayer una dimensión sin precedentes en los países de la Unión Europea (UE) desde el inicio de la crisis, pero los Gobiernos y las instituciones comunitarias insisten en que no hay alternativas a dicha estrategia económica.

La “jornada de acción” convocada ayer por la Confederación de Sindicatos Europeos (CES) fue la primera en hacer coincidir dos huelgas generales en sendos Estados miembros, España y Portugal, con paros parciales en Grecia e Italia y manifestaciones, huelgas sectoriales y otras acciones en prácticamente toda la zona euro.

En los tres anteriores llamamientos a escala comunitaria (mayo de 2009, septiembre de 2010 y febrero de 2012) los sindicatos europeos coordinaron manifestaciones y protestas masivas en diversas ciudades del continente, pero no lograron un nivel de movilización como el de ayer, que incluyó acciones en 23 países. La intensidad de las acciones fue mayor en los países más afectados por la crisis económica, con los que las organizaciones sindicales del resto de la UE quisieron mostrar su solidaridad.

Las protestas más violentas se registraron en España, donde al menos 118 personas fueron arrestadas y 74 resultaron heridas durante enfrentamientos con las fuerzas del orden. La jornada de acción “ha sido un gran éxito para los sindicatos europeos, porque todos los países se han implicado de un modo u otro bajo nuestro lema contra la austeridad, por el empleo y por un crecimiento sostenible”, dijo a los medios la secretaria general de la CES, Bernardette Ségol.

“Necesitamos una gobernanza económica diferente, que no se concentre únicamente en la presión salarial y en recortes de la protección social”, añadió la líder sindical, quien expuso esta postura al comisario europeo de Empleo y Asuntos Sociales, László Andor.

Posición. Ante las protestas, instituciones y gobiernos de la UE subrayaron su sensibilidad hacia las preocupaciones de los ciudadanos e hicieron hincapié en que la austeridad es indispensable para superar la crisis.

“Somos muy conscientes de las diferentes protestas que se desarrollan y sabemos que esto es una indicación del alto precio pagado como resultado de la crisis”, dijo la portavoz de la Comisión Europea (CE), Pia Ahrenkilde. La CE sabe que estos “son tiempos difíciles para la gente” y en especial, para todos los parados en Europa, que “están sufriendo mucho por la crisis”.

Para el comisario europeo de Empleo y Asuntos Sociales, muchos de los problemas actuales de la UE no están causados por “la obsesión con la austeridad”, si no por “los defectos de nuestra unión monetaria”. El ministro español de Economía, Luis de Guindos, dijo que el Gobierno respeta el derecho a la huelga, aunque señaló que estas acciones no son el camino adecuado para reducir la incertidumbre que afecta al país.

La canciller alemana, Ángela Merkel, también expresó su respeto al derecho a la huelga, y recalcó la obligación de los gobiernos de “hacer lo debido” para atajar la persistente crisis de la deuda en la zona euro. Esto implica aplicar “duras medidas y recortes” al gasto público, sostuvo.

EFE / Bruselas
15 de noviembre de 2012

España, con deuda en 2014

España “no necesita otras medidas” para cumplir con sus metas fiscales en 2012 y 2013, ya que su plan de reformas “es efectivo”, dijo la Comisión Europea, pero advirtió que las anunciadas para corregir el déficit en 2014 “son insuficientes”. AFP

--------------

Alemania se suma a la protesta europea contra recortes

Alemania ha amanecido este miércoles bajo protestas contra las políticas de austeridad que azotan a los países europeos.

Las manifestaciones han comenzado simultáneamente con el inicio de la jornada de protestas en toda Europa contra los recortes, en la sede central de la Confederación Alemana de Sindicatos en la ciudad de Fráncfort, y se han extendido hasta la ciudad de Fulda.

En Fráncfort, un centenar de personas, en su gran mayoría sindicalistas, se han congregado para expresar su solidaridad con los países del sur de Europa, portando eslóganes traducidos al griego, italiano, portugués y español.

El paro del servicio ferroviario de alta velocidad, Thalys, ha cortado la comunicación entre Bélgica y Alemania desde esta madrugada; además de las conexiones hacia Holanda y Francia.

La Confederación de Sindicatos Alemanes (DGB) ha expresado su firme respaldo a las huelgas y manifestaciones en toda Europa y se ha mostrado contraria a las políticas de austeridad.

El presidente de la DGB, Michael Sommer, ha advertido este miércoles sobre las nefastas consecuencias que tendrán los ajustes en los países europeos.

"En Grecia, España y Portugal se hace una política de austeridad en detrimento de la gente (...) Se está destruyendo a estos países a golpe de ahorro (...) Es por ello que hay esta resistencia, este hartazgo", ha precisado Sommer, en una entrevista difundida por la radio Deutschlandradio Kultur.

Asimismo, ha instado a los líderes europeos a tomar mejores decisiones para zanjar la crisis económica en Europa.

"Queremos buenas medidas contra la crisis, es decir, que se invierta contra la crisis y no que se ahorre a cualquier precio", ha agregado, instando a que se ataque el "mal fundamental de la crisis financiera: el dominio de los mercados financieros".

La jefa del Gobierno alemán, Angela Merkel, considerada por los europeos del sur como la responsable de las políticas de austeridad que asfixian a sus países, se ha convertido en el chivo expiatorio de la calle.

http://co.globedia.com/alemania-suma-protesta-europea-recortes

Fm/ybm/nal